miércoles, 22 de febrero de 2012

Brazo de Nata y Fresa y Brazo de Nata y Trufa


El pasado día 2 fue el cumpleaños de mi sobrina Mica, 16 años ya. Cuando llamamos para felicitarla le dije que teníamos que tomar la tarta y estuvo de acuerdo, pero dijo que tenía que hacerla yo. Vamos, "yo invito y tu pagas". Se justificó diciendo que así practicaba. ¡Qué cara más dura la de mi niña!.

Y el día 7 fue el cumpleaños de mi madre, cumplió 81.

Para celebrar los dos cumpleaños nos juntamos, para merendar, y preparé dos brazos: uno de nata y fresa y otro de trufa y nata, porque a Adán no le gustan las fresas.

El de nata y fresa me quedó demasiado "gordo" y no me explicaba el motivo. Menos mal que llamó por teléfono Carmen, mi cuñada, y me hizo ver que lo estaba enrollando al revés. Gracias a ella el de trufa y nata tenía un tamaño normal.

Los dos gustaron y los chicos estuvieron pensando cómo llevarse a clase, al día siguiente, los dos trozos que quedaron.