sábado, 22 de septiembre de 2012

Chinchón: Disfrutando de Nuestro Entorno


Cuando pensamos en conocer nuevos lugares, sus gentes, su cultura, su gastronomía,,,, siempre decidimos viajar más o menos lejos de nuestro lugar de residencia, olvidando que, por lo menos en nuestro caso, conocemos muy poco de nuestro entorno más próximo.

Por eso, el pasado día 12 decidimos ir a Chinchón pueblo de gran relevancia histórica a menos de 50km de Madrid capital y que, para mi vergüenza, no conocía.

Fue un día relativamente caluroso que nos permitió recorrer el pueblo sin mucho agobio. Y cuando digo "recorrer el pueblo" no estoy exagerando, porque no sé cómo lo hacemos pero cuando Ángel y yo viajamos, aunque llevemos unas rutas preparadas, acabamos haciendo recorridos mucho más amplios que los previstos. Esta ocasión no fue la excepción que confirma la regla. Anduvimos por calles que no son transitadas normalmente por los turistas y que para mi fueron un reto en alguna ocasión, teniendo en cuenta lo patosa que soy, el pavimento del lugar y que las construcciones se encuentran en un cerro, con lo que el ascenso puede cansar, pero el descenso por los "atajos" que encontraba Ángel debía hacerlo con sumo cuidado para no acabar sobre el empedrado.

Comimos en el "Mesón Cuevas del Vino" antigua casa de labor convertida en mesón y que fue el primer restaurante de la localidad.

Nada más acomodarnos en la mesa, nos sirvieron dos barritas de pan acompañadas de una aceitera, con aceite de la casa aliñado con los famosos ajos de Chinchón. Delicioso pan, no prefrabricado, con un aceite de sabor afrutado y, pese a los ajos, suave. Recibí algún que otro "gruñido" por parte de Ángel, porque ya sabéis que el pan me vuelve loca y si se acompaña de un buen aceite....

Tomamos una Ensalada Ilustrada: lechuga, tomate, cebolleta, atún en aceite, huevo cocido, pepino y aceitunas, aliñada con aceite de la casa y Vinagre de Jerez; Y Paletilla de Lechal Asada en Horno de Leña acompañada de Patatas Panadera. Para postre Leche Frita. El vino fue el de la casa, un tinto joven.

Poco a poco vamos conociendo y comparando las diversas formas de preparar el asado de cordero en las distintas zonas de nuestro país, porque en cada una se hace de diferente manera y también es diferente el sabor de la carne según la raza y la alimentación del cordero.

Y, con lo que me gusta el pan, no pude resistirme a comprar un pan en la Panadería Hermanos Vidal (Plza. Mayor,34).

Fue una bonita excursión en la que conocimos un poquito más nuestra Comunidad y un precioso pueblo. Pero tendremos que volver en breve, porque no pudimos disfrutar de una imagen de la Plaza Mayor en conjunto, dado que estaba convertida en coso taurino para la celebración de espectáculos  organizados por la Escuela de Tauromaquia.

Cinchón es conocida por sus Ajos, su Anís y por su Tradición Taurina Y, cada vez más, por su vino, su aceite y sus quesos.