domingo, 3 de marzo de 2013

Asar Pimientos

Esta entrada va dedicada especialmente a un amigo que probó mi Ensalada de Pimientos y la elogió gentilmente, elogios por los que estoy muy agradecida. Así, le recuerdo cómo asar los pimientos y preparar la ensalada.


Lavar los pimientos. Colocarlos en una fuente de horno con un poco de agua en el fondo. Rociarlos o pincelarlos con aceite de oliva y sal. Llevar a hornear, en horno caliente, a 175ºC. 

Comprabar, de vez en cuando, cómo se van asando. Se ve que la piel comienza a formar burbujas separándose de la carne y va tomando un color tostado. Dar la vuelta a los pimientos para dorar por todos lados.


Una vez asados, dejar entibiar para poder pelar y despepitar. Reservamos el jugo obtenido  durante el horneado.


Una vez pelados troceamos en  tiras. Este paso se hace con las manos, no se utiliza cuchillo u otro instrumento como las tijeras.  Y ya están nuestros pimientos listos para preparar la ensalada.


En esta ocasión no he asado tomates con los pimientos, porque sólo tenía tomates para ensalada. Pero sí tenía tomate frito casero y puse un poquito cuando aliñé la ensalada.




El jugo reservado lo reparto en pequeños recipientes y lo congelo para utilizarlo en guisos que lleven de ingrediente el pimiento, como las patatas con costillas, el arroz en paella, etc...