lunes, 11 de febrero de 2013

Asadura de Lechazo con Tomate

La vísceras de los animales, también llamadas "despojos" son alimentos que apasionan o producen un enorme rechazo. 

Nosotros estamos dentro del grupo de los "apasionados" y más cuando, como en este caso, se trata de una asadura (corazón, hígado y pulmones) de un Lechazo de Castilla y León: Indicación Geográfica Protegida "Lechazo de Castilla y León"

El plato principal de la comida del pasado Día de Navidad fue un Lechazo  de Castilla y León asado. Al comprar el lechazo entero, se incluye la cabecita y la asadura. La cabecita la preparó mi madre asada, junto al resto del lechazo y la asadura (que había congelado) la preparé, unos días después, con tomate frito casero.

Antes de congelarla, la troceé y lavé muy bien hasta que en el agua no se apreciaba ningún color rosáceo (estaba bien desangrada). Dejé escurrir y congelé. 


Freímos la asadura en abundante aceite caliente y la ponemos en una fuente con tomate frito casero. Mezclamos bien y servimos caliente.