martes, 10 de enero de 2012

Mini-Hamburguesas y Tarta de Queso Philadelphia

Nuestras cenas de las Fiestas Navideñas más señaladas, Noche Buena y Noche Vieja, son de "picoteo" porque los comensales estamos acostumbrados a cenas muy ligeras y es una pena preparar unos platos estupendos para dejarlos intactos y luego tener que consumirlos como "sobras".

Además, este año había que tener en cuenta los horarios laborales de mi hermana y de mi marido. Vivi, mi hermana, terminaba de trabajar el sábado a las 22,oo horas y Ángel comenzaba a trabajar, el domingo a las 6,00 horas. Con lo que la cena comenzó bastante tarde, aunque no tardaron mucho en llegar desde Arganda hasta casa de mi madre, y no hubo mucho tiempo de sobremesa porque teníamos que volver a casa para que Ángel durmiese, que no puede presentarse a trabajar con sueño.

En el "picoteo" de Nochebuena; además de melón con jamón, empanada de bonito, empanadillas de queso y jamón de York, queso de Burgos con crema de membrillo, tomatitos tigre con anchoas del Cantábrico y algunas "cosillas" más que no recuerdo; estaban estas mini-hamburguesas que acompañamos con cebolla caramelizada.



Como postre, además de los turrones y otros dulces típicamente navideños, una tarta de Queso Philadelphia que preparé siguiendo la receta de Iria Castro en la web de Philadelphia y cuyo anuncio nos ha estado bombardeando durante todas las Navidades.

Fácil de preparar, pero no es una maravilla, las he comido mucho mejores. No me gustó la base de galletas Digestive, prefiero la hecha con galletas tipo María o Tostadas.

Además no me quedó cuajada la cobertura de mermelada, que preparé según explica en la web. Debí de equivocarme en la cantidad de gelatina.

Todos tomamos nuestra ración, menos mi madre porque no le gusta el queso de ninguna clase. Y la pobre tarta, junto con la cocinera, se llevo todas las críticas habidas y por haber.