domingo, 17 de agosto de 2008

El Inicio


Esta fue la primera cajita/botecito de plástico que reciclé.

Era una caja de membrillo que transformé en mi caja de alfileres.

En el interior le coloqué un imán, regalo de mi vecino Pepe, que mantiene "a raya" a los alfileres.

Con ella inicié una serie infinita de cajas para diversas cosas y no sólo para mí.