viernes, 6 de junio de 2008

Botecito para una Bolillera


Tengo la suerte de tener unos vecinos "como los de antes". Es un matrimonio que conoce a mi marido desde niño. Le han visto crecer a la par que crecían sus hijas. Ahora, todos adultos y casados.

Hace casi quince años que Vicenta comenzó a trabajar con bolillos. Algo que comenzó como un entretenimiento, se ha acabado convirtiendo en una pasión y ya no puede dejar de trabajar con ellos.

Y como para mí el "reciclaje" se está convirtiendo en una "manía", más bien "chalaura",he aprovechado un botecito, que ya no recuerdo qué contenía en este caso, para hacer un bote destintado a sus alfileres, herramienta básica en el encaje de bolillos.

Cuando se lo he entregado le ha gustado mucho y espera poder tener, al menos una parte, bien guardaditos.

Esta menudencia no es nada para agradecerle su amistad. Y, para poner un granito de arena más, desde aquí le envío un gran abrazo y un beso, tanto a ella como a su esposo, Pepe.

Por cierto, ambos son los abuelos maternos de José, el destinatario de las perchitas.

4 comentarios:

Loli dijo...

Hola precisosa, me alegro de que tengas unos vecinos tan estupendos, pues llegan a ser un mas de la familia o incluso más.
Me gustaria que pasaras por mi blog cuando tengas tiempo, hay algo para ti.
Decirte que me encantan los bolillos, ha sido una asignatura pendiente para mi.
Besinos

Irene dijo...

Te felicito por tu blog me ha gustado pasearme por él.
La verdad es que el mundo de las manualidades es "un mundo aparte", saca l mejor de cada uno. Besos

Loli dijo...

Hola preciosa, te invito a hacer un TAG, si te interesa, pasate por mi apartado de premios.
Besinos

Irene dijo...

Hola Marisa me has dicho que te cuesta entrar en el mi blog, te doy la dirección:
http://rosasblancas-irene.blogspot.com
Un beso.