martes, 19 de agosto de 2014

Asignatura Pendiente...¡Aprobada!


¡Por fin! Hoy, después de 27 años cocinando y de un montón de intentos fallidos, he conseguido una tortilla de patatas... con sabor a tortilla de patatas.

No era sólo una asignatura pendiente, eran todas las asignaturas de una carrera de cinco años más los correspondientes años de doctorado.

Había probado con todo tipo de patatas, con distintas cantidades de patatas y de huevos, con cebolla y sin cebolla, con patatas fritas de bolsa. Confitando las patatas en sartén, en la olla exprés, en el microondas, en la Thermomix.... Todas quedaban con un aspecto perfecto, pero sin sabor a tortilla de patatas.

Hoy sólo me he preocupado de confitar las patatas, en la sartén, con un poquito de cebolla en abundante aceite de oliva virgen.  Dejarlas escurrir. Batir los huevos. Mezclar huevos y patatas y cuajar la tortilla. Eso sí, me he acordado de la sal, tanto en las patatas como en los huevos, y he sido con ella un poquito más generosa que de costumbre.

El aspecto final no ha sido perfecto porque la sartén me ha jugado una mala pasada y se ha "agarrrado" ligeramente con lo que no ha quedado tan redondita y pareja como debía. 

Pero lo importante...¡lo he conseguido!