viernes, 16 de agosto de 2013

Trapillo: No hay Dos sin Tres...


...Y aquí está el tercer modelo de bolso de trapillo.

Cuando hice el primero pensé que iba a ser el único, porque me costó mucho hacerlo debido a los dolores en las manos. Pero una vez que he encontrado la forma de tejer más cómoda para evitar los dolores... ¡No he podido resistirme! 

En éste caso también he reciclado las asas, guardadas desde hace tiempo.

Me parece que no será el último.